¿Sabes decirle no a los niños?

¿Por que es difícil decirle no a los niños? Intentas no consentir a tu hijo, pero después de rabietas y lágrimas … a veces, te rindes y cedes. No estamos aquí para juzgar, sólo estamos aquí para arrojar algo de luz sobre un par de beneficios, respaldados por la investigación, de decirle “no” a los niños. Te lo agradecerán después.

Decirle no a los niños dispara su creatividad

Construyamos un fuerte

Recuerda cuando eras un niño. Cuando te dejaban sólo, cualquier elemento de la casa podría ser transformado en una casa de muñecas, una nave espacial o incluso materiales de construcción para una fortaleza o fuerte. Pero ¿y si en lugar de convertir una caja de zapatos en una casa de muñecas, tus padres terminaban comprándote una casa de muñecas? Parecía increíble en ese momento, pero en retrospectiva, no tan divertido.

Los psicólogos han estado investigando la diferencia en la creatividad entre los niños que tenían que ser ingeniosos y los que se les dio lo que querían por lo menos medio siglo. En un estudio de 1999, los investigadores tuvieron a un grupo de niños de la escuela primaria ayudar a “Bobo the Bear (el oso)” a alcanzar su juguete león usando un objeto aleatorio, incluyendo bloques de construcción, un coche de juguete, un lápiz, un imán y una caja de madera. La mejor solución, por supuesto, es usar la gran caja de madera como un paso para ayudar a Bobo llegar a su amigo. Como era de esperar, los niños de 6 y 7 años resolvieron el problema más rápido que los niños de 5 años … la mayor parte del tiempo.

Hubo una situación en la que los niños de 5 años de edad superaron a los niños mayores con gran ventaja: cuando la caja de madera se utilizó como un contenedor para los otros elementos, en lugar de colocarla en la mesa junto a ellos. ¿Por qué? Como explica el New York Times, “Al ver que la caja funcionaba como un contenedor, los niños mayores luchaban por expandirla a cualquier cosa que no fuera un contenedor y para los niños más pequeños la caja seguía siendo un recurso tan flexible como antes”.

¿Porque decirle no a los niños?

Del mismo modo, en un estudio de 2015, a algunos participantes se les pidió que escribieran acerca de una época en la niñez cuando no tenían mucho, mientras que los otros participantes escribieron acerca de una época en la que tenían mucho. Después de escribir los ensayos, se les pidió que resolvieran un problema que les obligaba a usar el envoltorio de burbujas de múltiples maneras. Los sujetos del grupo de escasez presentaron muchas más ideas que el grupo de abundancia.

Fuera de la caja

Aunque no estamos sugiriendo siempre debe decirle no a los niños, vale la pena señalar que el veto ocasional puede tener un impacto positivo en su creatividad. Cuando no se le da todo, se ve obligado a utilizar los recursos de nuevas maneras. Experimentar la escasez en realidad puede ayudar a los niños a aprender a pensar fuera de la caja. Así que la próxima vez que su pequeño te mire con ojos de perrito, piensa en su creatividad. Y si te rindes, está bien, siempre está la próxima vez.

 

Aunque mucho padres logran decirle no a los niños, por muy duro que se les haga, la mayoría no lo hacen. Esto no implica que sean malos padres, para nada, pero según varios estudios nos podemos dar cuenta de los beneficios que tiene decirle no a los niños de vez en cuando.

Lo leíste primero aquí y si te gustó lo que acabas de leer, compártelo.

Esto también te puede interesar: La granada puede ser la fruta de la inmortalidad